Reservaciones

Reserva tu Hotel

Golf en Houston

Debido a las favorables condiciones climáticas y a la vasta extensión de Houston, el golf se juega durante todo el año y por toda la ciudad. Unos 165 campos de golf, tanto públicos como privados, salpican el área metropolitana facilitando así la participación de golfistas de todos los niveles de destreza en este popular deporte.

Water features and fairway at the Redstone Golf Club

Redstone Golf Club

A continuación te damos una descripción de algunos de los mejores campos de golf de la ciudad:

  • Memorial Park  Golf Course: El más antiguo campo de golf municipal de Houston, diseñado en 1936 por John Bredemus, 'Padre del Golf Texano', el Memorial Park es un oasis urbano para jugar golf, justo al oeste del centro. El espacioso entorno, bordeado de árboles, considerado uno de los parques más bellos de la ciudad, fue la sede original del Houston Open (1951-63). A mediados de la década de los noventa pasó por una restauración valorada en US$5 millones. El legendario campo, renovado por Baxter Spann, con la colaboración de los houstonianos Jay Riviere y Dave Marr, se enorgullece ahora de su nueva casa club al estilo de las misiones españolas y un museo del golf creado en la anterior casa club. Delimitado por varios cuerpos de agua y 90 búnkeres y caracterizado por gran cordialidad, el Memorial Park es probablemente uno de los mejores entre los campos municipales urbanos de todo el país.
  • Woodlands Resort: Ubicado al norte de la ciudad, los golfistas que deseen probar su juego en un verdadero campo de campeonatos podrán hacerlo en el TPC de The Woodlands, configurado al estilo target y con muchos obstáculos en casi todos los hoyos. Su objetivo, en caso de que decidas aceptarlo, es controlar el ego y alejarse de las omnipresentes aguas y arenas. El resbaloso campo del TPC, sede del Shell Houston Open durante 17 años, es uno de los mejores de la ciudad. Muchos buenos juegos en el TPC se han arruinado en el notorio hoyo número 13, en la isla y en los hoyos 17 y 18, que prácticamente rodeados de agua casi siempre imponen finales de infarto. El resort convirtió su campo, el Pines Course, anteriormente privado, en un estelar campo con cuotas diarias, ahora rebautizado con el nombre de Panther Trail. Con sus ocho hoyos reconstruidos y seis nuevos esculpidos en las colinas bordeadas de bosques y estanques, el nuevo campo ofrece un terreno de prueba para disfrute tanto de principiantes como de ases del deporte. Por su lado, el propio Woodlands Resort, sobresaliente oasis de servicio completo en Houston, es un refugio entre bosques conformado por 490 habitaciones y suites, cinco restaurantes y salones, un spa, un gimnasio, millas de senderos para trotar y montar bicicleta y un parque acuático.
  • Cypresswood Golf Club: No lejos de The Woodlands se encuentra el Cypresswood Golf Club de 54 hoyos. Los campos Creek y Cypress del club, ambos abiertos en un espeso bosque de pinos, son muy agradables y sin sorpresas mayores. La estrella del complejo es el Tradition Course, campo diseñado por Keith Foster, abierto en 1998 y señalado por la revista GOLF Magazine en su lista de "Top 10 You Can Play" (1999). Esculpido entre altos pinos y robles, en terreno colinoso marcado por islotes llanos de arena y profundos barrancos, el Tradition es uno de esos campos a la antigua diseñados para restablecer el encanto de los juegos de antaño. El par de bancos de arena del hoyo 11, por ejemplo, fue inspirado por los famosos búnkeres Spectacles de Carnoustie, Escocia. Sorprendentes escenarios donde se combinan riesgos y posibilidades deleitan tanto a los expertos como a los principiantes, siempre y cuando eviten andar por los arroyos, los estanques rodeados de piedras y los búnkeres en forma de bañera. Se trata de un campo que extiende su alfombra de bienvenida en los hoyos iniciales, para luego, al final, tratar de cerrar la puerta en las narices de los jugadores desprevenidos. Sede de prestigiosos torneos, el Tradition de Cypresswood fue catalogado como el campo público de golf número uno en toda el área por la publicación Houston Sports News (2003).
  • BlackHorse Golf Club: Al oeste de la ciudad se encuentra este complejo de 36 hoyos sobre los terrenos ondulados y boscosos de un rancho. Durante largo tiempo el lugar fue criadero de caballos, aunque es el tipo de sitio donde una vez también deambularon búfalos. El campo del norte, el North Course, abierto en el 2000, está intersectado por un arroyo y por robustos robles. Campo rústico, caracterizado por amplios corredores y grandes perspectivas, el North es un campo de prueba para expertos, con tips a 7.301 yardas, aun para el profesional del PGA Tour y co-diseñador del campo, Peter Jacobsen. El campo del sur, o South Course, es un poco más corto, a 7.171 yardas, y más apretado, con árboles y cuerpos de agua en medio del terreno de juego en 12 de los hoyos. Los mejores hoyos del club se encuentran en el campo sur (South Course), algunos de los cuales están colocados al borde de una vieja cantera de arena cubierta de agua y convertida ahora en una pantanosa caverna poblada de juncos. El hoyo principal es el 17, situado en un amplio prado que se levanta sobre la hierba del centro de la cantera. Después del juego los jugadores pueden dar una vuelta por Jake´s Grill, uno de los mejores hoyos 19 de la ciudad.
  • Meadowbrook Farms Golf Club: Aunque a primera vista no inspira mucho, este campo al oeste de Houston se encuentra bien cuidado y tiene a su haber una extraordinaria diversidad de terrenos. Greg Norman, diseñador del campo, decidió revitalizar la pradera de la Costa del Golfo, entorno natural exclusivo de esta región, en peligro de desaparición. Altas hierbas nativas y flores silvestres fueron plantadas para atraer pájaros y crear un agradable marco natural para los hoyos. Su aspecto es sencillo, puro, tradicional; los hoyos se adaptan al terreno gentilmente ondulado. Los greens de la meseta de Meadowbrook Farms, algunos de los cuales están abrazados por montículos y pequeñas depresiones, son muy ingeniosos. Los búnkeres y un pantano bordeado de árboles dificultan más el juego. Este discreto y maravillosamente terminado campo de prueba que abrió en 1999 es uno de los mejores diseños de la carrera de Norman y uno de los más admirados y respetados campos de juego de la ciudad.
  • Redstone Golf Club: La llanura costera, frente al Golfo, se aplana al este de la ciudad, pero una experiencia superior de country club aguarda al visitante. Abierto en 2003, el Redstone fue construido por Peter Jacobsen y Jim Hardy, y sirve de sede al torneo Shell Houston Open, evento que organizado por el PGA Tour y la Asociación de Golf de Houston trae lo mejor del golf profesional a la ciudad cada primavera. El campo está caracterizado por pantanos mejorados y un mínimo de búnkeres. Los jugadores promedio consideran el campo como interesante, equitativo y algo más mojado de lo habitual en algunos puntos. Es un gran estadio para los jugadores de gran alcance: desde los tips, la distancia "back nine" es de 4.000 yardas. Redstone, el campo con las cuotas diarias más altas de la ciudad, tiene un hermoso campo diseñado por Rees Jones.
  • Tour 18: Para los que disfrutan jugar en los campos réplica de los mejores de Estados Unidos, Houston ofrece dos buenas copias. Una de ellas es el Tour 18, que ubicado al este del Aeropuerto Intercontinental George Bush fue la primera instalación que copió los hoyos de clubes más famosos. El homenaje del club a Amen Corner, inspirado por los hoyos 11, 12 y 13 en el Augusta National y combinado con hoyos copiados de Inverness, Colonial y Oakmont, ofrecen un campo de prueba agradable y una sensación de déjà vu.
  • Augusta Pines: En el 2000, los creadores del Tour 18 produjeron su principal campo, inspirado por el célebre Augusta National, serie de hoyos impresos en la conciencia nacional por The Masters. El trazado del nuevo campo se inspira en el Pinehurst No. 2 en Oakland Hills y en otros clásicos, a pesar de que los hoyos son inspiraciones, no copias exactas. Sede de un evento de Champions Tour, Augusta Pines, caracterizado por breves greensondulantes y mucha agua, ofrece un sólido terreno de prueba bordeado por altos pinos. Este club fue totalmente privatizado en 2005.
  • Magnolia Creek Golf Links: El espacio interplanetario podrá ser la "última frontera", pero para los golfistas recalcitrantes su tipo de golf se encuentra en la última parada del transbordador. Ubicado en League City, a pocas millas al sur del NASA-Johnson Space Center, se encuentra este complejo de 27 hoyos que simula auténticos enlaces. Los ondulantes y revueltos fairways de este campo casi desprovisto de árboles se ven interrumpidos por montículos y dunas artificiales, rodeados de altas hierbas nativas. Situado a sólo 20 millas (32 kilómetros) del Golfo de México, los nueve Ireland, Scotland y England son casi siempre azotados por vientos sostenidos. Las condiciones de juego son firmes y permiten rapidez.
Top