El fallecimiento del reconocido compositor mexicano Daniel Catán el pasado 2011 fue una gran pérdida que tomó por sorpresa al mundo de la ópera. Su legado, sin embargo, permanece muy vivo en Houston.

No hay nada más gratificante para los amantes de las artes escénicas que ver una bien montada y lograda producción de cualquier disciplina de estas artes, más aun si dicha obra es interpretada en el idioma natal del espectador. La ópera Salsipuedes del compositor mexicano Daniel Catán, presentada por la Moores Opera House de la Universidad de Houston, brinda esa experiencia.

La obra, una ópera cómica, que narra las peripecias de dos parejas compuestas por dos hermanas y dos músicos a partir de la noche de bodas, está ambientada en una isla caribeña en el año 1943, lo que no es de sorprender pues uno de sus libretistas, Eliseo Alberto, es de origen cubano. Su inspiración se puede apreciar no sólo en que la obra se desarrolla en El Caribe, sino también en los muy cubanos nombres de algunos de los personajes, como Chucho y Magali. La escenografía contribuye grandemente al ambiente isleño de la obra: módulos que giran para hacer las veces de embarcación, las veces de bar o club nocturno que es frecuentado por coloridos personajes típicos del folclore cubano de la época (el capitán, el chino, la china, la madame), trasfondo de mar con olas que va cambiando según la marea y las circunstancias, paisaje tropical.

La música está permeada de las diferentes corrientes musicales que se encuentran presentes en los ritmos de la región. El propio Catán al referirse a Salsipuedes dijo: "Mi nueva ópera emplea los ritmos del Caribe. El Caribe...fue el gran crisol donde se fundieron tres fantásticas culturas musicales. Por una parte la cultura europea traída por tantos inmigrantes desde el continente; hubo un rico legado del Medio Oriente traído por los españoles en particular y finalmente la corriente africana". La orquesta no emplea ni violines ni violas con el objetivo de hacer sobresalir estos ritmos caribeños y también para hacer resaltar la elevada interpretación vocal que tiene lugar en el escenario, algo muy característico de las obras de Catán.

Salsipuedes, que comenzó a presentarse en el Moores Opera Center de la Universidad de Houston el pasado viernes 26 de octubre de 2012 y estuvo en las tablas hasta el 29 del mes, es la tercera de una serie de cuatro óperas de Daniel Catán que la Moores Opera House se ha encargado de producir para rendir tributo a este celebrado compositor. El elenco, compuesto por profesores y estudiantes de la facultad de música de UH, desempeña una soberbia labor bajo la dirección y producción de Buck Ross, Director del Moores Opera Center. La orquesta que le acompaña, conducida por Brett Mitchell, Director Musical de dicha institución, es igual de impactante y también está conformada por chicos muy jóvenes. El talento tanto de los vocalistas como de los músicos es muy evidente. No en vano el programa de música de la Universidad de Houston se encuentra entre los mejores del país.

La primera de la serie dedicada a Catán, Florencia en el Amazonas, se presentó durante el año académico 2008-09, la segunda -Il Postino- que también tuvimos la oportunidad de ver, fue de tal calidad que la hizo merecedora de varios galardones. La cuarta, La hija de Rappaccini, está programada para la temporada 2014-15, por lo que te recomendamos vehementemente que si estás aquí para las fechas en que se presente no pierdas la oportunidad de verla.

La temporada 2012-13 de la Casa de la Ópera Moores se extiende hasta abril de 2013. Sus próximas presentaciones son:

-The Marriage of Figaro de Mozart - 24, 26 y 27 de enero de 2013, 7:30 p.m.

Interpretada en italiano, subtítulos en inglés.

-Moscow, Cheryomushki de Shostakovich -25 y 28 de enero de 2013, 7:30 p.m.; 27 de enero, 2:00 p.m.

Interpretada en inglés con proyección de letra también en inglés

-Rigoletto de Verdi

5 de abril de 2013 a las 7:30 p.m.; 7 de abril de 2013 a las 2:00 p.m.

Interpretada en italiano, subtítulos en inglés.